Cómo no enamorarme… (o de la relación de Borges con la negritud)

Es parte del trabajo de unos de los mejores escritores de la humanidad. El orgullo de ser argentino, corriendo en sus venas. Esto realmente es lo que deberían remarcarnos cuando dicen conocernos en el extranjero a los argentinos. «Argentina, Messi, Maradona». No, señores, Jorge Luis Borges. La poesía que eligió para traducir del poeta afroamericano Langston Hughes condensa en unas pocas líneas el sentido de la negritud, cuya traducción reproduzco a continuación. El poema «Yo también», traducido al castellano y publicado en la revista Sur. Yo también…

Yo también canto América.

Soy el hermano oscuro.
Me hacen comer en la cocina
Cuando llegan visitas.
Pero me río,
Y como bien,
Y me pongo fuerte.

Mañana
Me sentaré a la mesa
Cuando lleguen visitas.
Nadie se animará
A decirme
«Vete a la cocina»
Entonces.

Además, verán lo hermoso que soy
Y tendrán vergüenza-

Yo también, soy América…

JL Borges (Web Biografías y Vidas)