Sin categoría

Cuando no hay nada que hacer

¿Por qué a una prestigiosa médica argentina humanitaria le niegan la posibilidad de ejercer su profesión en Chad y ni siquiera la dejaron viajar?

No es que se enoje ni nada peor, pero la misión humanitaria de la ONU en Chad fue retirada por motivos de fuerza mayor. Vale decir, la propagación de la crisis en el Darfur sudanés provocó tal espiral de violencia, que afectó la seguridad chadiana al punto de hacer insostenible la presencia «occidental». No es una cuestión que debe asombrar, pero cuando ni la ONU (a pesar de todas sus falencias) no puede, es porque realmente parece que no se puede en serio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *